comerparaperder

jueves, 26 de noviembre de 2009

Ya no hay que esperar al domingo para ir a misa.




La tecnología alcanza a la religión. Se está anunciando un juego de video para que la familia practique el ir a misa pero en su propia casa. El controlador para jugar tiene forma de crucifijo con un rosario, e incluye el banquito para arrodillarse. Mientras más jueguen, más puntos de Gracia obtienen. Los puntos los pueden cambiar para desentrañar los Sagrados Misterios.



Me estaba preguntando si esto es broma o es en serio. Al parecer es bastante en serio. No sé que opine la iglesia. Una de dos. O lo atacan, o le hacen publicidad en el sermón del domingo. El juego se llama "Mass: We pray" (Misa: nosotros rezamos). Lo fabrica un compañía llamada Prayers Works Interactive. Y en su introducción dicen:

"Creemos que hacen falta juegos de calidad basados en los tradicionales valores familiares. Nuestra misión es llenar ese hueco creando juegos de alta calidad que entretengan, inspiren y acerquen a las familias a Dios."

Prayers Works Interactive

Ver para creer   (¿O jugar para creer?)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿No encuentras lo que buscas? Encuéntralo en Google

Se ha producido un error en este gadget.