comerparaperder

miércoles, 12 de agosto de 2009

Bromas con cámara oculta

Realmente lo que más da risa en las bromas que implican una cámara oculta es el observar las reacciones de la gente. A veces es realmente hilarante el imaginar qué pasa por sus mentes. Otras veces pensamos qué hubiéramos hecho nosotros. Cómo hubiéramos reaccionado. O al menos como creemos que hubiéramos reaccionado. Pues no es lo mismo frente al toro que desde platea. Recuerdo el antiquísimo programa mexicano la cámara escondida, donde ponían sales efervescentes en la azucarera de un restaurant, o en la cajuela de una carro sobresale una mano chorreando algo rojo, se forma un gentío de curiosos y cuando por fin alguien se asoma a la cajuela está un joven oyendo música con salsa catsup chorreando en la mano. En fín. Aquí les dejo un par de bromas con cámara oculta.

El esqueleto cachondo



El coche que se mueve sólo



Esqueleto en moto

1 comentario:

  1. Muy buenos, el ultimo esta buenisimo para auyentar en los callejones peligrososos a los maleantes. Gracias por la idea.

    ResponderEliminar

¿No encuentras lo que buscas? Encuéntralo en Google

Se ha producido un error en este gadget.