comerparaperder

martes, 14 de julio de 2009

Cuando se pierde el glamour

En el cine y en los comerciales solemos ver escenas muy glamorosas. Todo lo que ocurre es perfecto. Todo está perfectamente sincronizado: los movimientos calculados para hacer todo con elegancia y el menor esfuerzo. Casi un ballet en cuanto a movimientos.
¿Qué pasa si algo falla? Entonces lo que ocurra se parecerá más a la vida real. Aunque en este video se van al otro extremo. Los convido a verlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿No encuentras lo que buscas? Encuéntralo en Google

Se ha producido un error en este gadget.