comerparaperder

sábado, 4 de julio de 2009

El Corán y el sexo


Bryan Denton para The New York Times
Wedad Lootah, ha sido consejero matrimonial en Dubai durante ocho años. Ella no luce como una activista sexual. Musulmana y nativa de los Emiratos Arabes Unidos, viste un niqab negro que la cubre de pies a cabeza,- mostrando sólo sus ojos marrones a través de aberturas estrechas - y adereza su conversación con referencias del Corán.
Con todo, también es autora de lo que para el Oriente Medio es un nuevo libro sorprendentemente franco de asesoramiento erótico en el que celebra el orgasmo femenino, se enfrenta a temas tabú como la homosexualidad e insta a los árabes para trascender las tradiciones que limitan su felicidad sexual.
El libro, "Top Secret: Orientación sexual para las parejas casadas", está lleno de anécdotas de sus ocho años como consejero matrimonial en el juzgado principal de Dubai. Se convirtió en un escándalo inmediatamente después de haber sido publicado en árabe en los Emiratos, obteniendo alabanzas de algunos liberales y amenazas de muerte de los conservadores, que dicen que ella es culpable de blasfemia o algo peor.
Mujer locuaz y con una fuerte voluntad a sus 45 años de edad, forma parte de un pequeño pero creciente número de árabes que impulsan una mayor apertura y educación sobre el sexo. A diferencia de otras mujeres árabes que han expresado sus críticas en términos occidentales de emancipación de la mujer, Lootah y sus compañeros tienden a ser religiosos musulmanes que se basan en el Corán. Ella, por ejemplo, estudió jurisprudencia islámica en la universidad, no la psicología occidental, y su libro está lleno de referencias religiosas. Presentó el texto al Mufti de Dubai antes de publicarlo, y fue aprobado (aunque advirtieron que su público árabe podría no estar listo para el libro, sobre todo las mujeres).
"Me han dicho que estoy loca, que me estoy desviando del Corán y que debo ser muerta. Incluso mi familia se pregunta por qué tengo que hablar de esto. Yo digo: Estos problemas ocurren todos los días y no deben ser ignorados. Esta es la realidad que estamos viviendo ".
Ella no es una liberal según las normas occidentales. Uno de los temas de su libro es el peligro del sexo anal y la homosexualidad en general, no a causa del SIDA, sino porque está prohibido por el Corán. Sin embargo, su apertura sobre el tema fue un shock para muchos.
"En Arabia Saudita y otros países donde los sexos están estrictamente separados, muchos hombres tienen sus primeras experiencias sexuales con otros hombres, lo que afecta a sus actitudes hacia el sexo en el matrimonio", dijo ella. "Muchos hombres que tenían sexo anal con los hombres antes del matrimonio quiere lo mismo con sus esposas, porque no saben nada. Esta es una razón por la que necesitamos la educación sexual en nuestras escuelas."
También es enfática sobre la importancia del placer sexual en las mujeres, la inequidad de muchos matrimonios árabes en ese respecto. Uno de los casos que impulsó a escribir el libro fue una paciente de 52 años que tenía nietos pero nunca había conocido el orgasmo.
“Finalmente, descubrió el orgasmo!" Dice "Imagínese, en todo ese tiempo no lo conocía".
Otro tema importante del libro es la infidelidad. "La abundancia de mujeres extranjeras en Dubai y la facilidad del e-mail y los SMS han hecho más fácil las infidelidades (y más fáciles de detectar), impulsando la tasa de divorcios 30 por ciento.
La modernización impulsada por el petróleo en los últimos decenios también ha derribado algunas de las viejas estructuras sociales árabes. El auge del Islam político ha socavado las autoridades tradicionales, dejando a muchos árabes confundidos sobre cuestiones morales.
"Antes, la gente vivía en un lugar y la comunidad era como una gran familia. Ahora, la gente se ha extendido a diferentes áreas, todo está mezclado y las tradiciones han cambiado."
La sección de Orientación Familiar en los juzgados de Dubai, fue inaugurada en 2001 con Lootah como su primer consejero (en la actualidad hay otros seis, todos hombres).
"Estamos haciendo muchos progresos", dijo Heba Kotb, quien maneja una clínica de terapia sexual orientada al Islam en El Cairo, y dirigió un talk show de televisión por satélite en cuestiones sexuales y maritales de 2006 hasta 2008. "Hace diez años no podíamos siquiera menciona el tema, y ahora la gente se está acostumbrando a escucharlo."
Todavía hay obstáculos formidables. En una región donde "los asesinatos por honor" de mujeres que tienen sexo fuera del matrimonio siguen siendo comunes, la educación sexual es ampliamente considerada como un portal para el pecado. Mutilaciones genitales a mujeres todavía existen en Egipto, aunque ahora son ilegales. Escritores y artistas árabes han comenzado a abordar estos temas. Hace treinta años, el director egipcio Saleh Abu Seif escribió un guión llamado "Escuela de sexo", pero la oficina de censura todavía no lo había aprobado cuando murió en 1996. Su hijo fue finalmente autorizado a dirigir una versión modificada de la película, acerca de una pareja sexualmente insatisfecha que van a ver a un terapeuta, y fue liberada en 2002 bajo el título "El Avestruz y el Pavo."
Lootah nunca pensó convertirse en parte de este debate. Una de nueve hijos de un vendedor de agua analfabeto, se casó y enseñó en la escuela primaria unos años. Más tarde, tomó un trabajo en una beneficencia Islámica, donde por sus esfuerzos por introducir educación y reuniones familiares en las prisiones obtuvo dos premios del gobierno.
La sección de orientación familiar donde ella trabaja se estableció, en parte, para cumplir con los preceptos islámicos intentando que las parejas que desean un divorcio traten primero de resolver sus problemas. En la práctica, se manejan todo tipo de terapias para las personas con problemas matrimoniales.
Lootah ve alrededor de siete casos al día, individuales y parejas. La mayoría nativos de los Emiratos, pero en el mundo multicultural de Dubai - donde el 90% de la población es extranjera - también ha asesorado a europeos y asiáticos. Al igual que en los tribunales penales de al lado, se sienta un traductor en las sesiones, e incluso a veces ofrece asesoría para salvar las lagunas culturales.
"Algunas personas se sorprenden que puedo trabajar con personas que sólo ven mis ojos," dijo Lootah, con risa. "Quizás es debido a la manera de mover mis manos! Pero puedo decirles que la gente viene aquí y habla con toda franqueza conmigo. "
Ella cuenta rápidamente algunos de sus casos: el oficial militar de los Emiratos, cuya esposa tenía un amante porque estaba lejos de casa mucho, la mujer que pensaba era una felación en contra del Islam (no es cierto en absoluto, dice), la esposa que descubrió que su marido se vestía como mujer y salía a los bares gay.
La publicación del libro fue una decisión difícil. Su padre le apoyó, pero otros miembros de la familia a veces se preguntan por qué tuvo que hacerlo. Después de la publicación la han amenazado de muerte por teléfono y por internet. Ella ha rechazado una oferta de protección del gobierno, y añade, la educación del público vale la pena el riesgo.
"Hace unos días una mujer entró y me preguntó si es correcto que el hombre bese todo su cuerpo. Le dije, ¡Lea mi libro!"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿No encuentras lo que buscas? Encuéntralo en Google

Se ha producido un error en este gadget.