comerparaperder

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Autos realmente feos

Desde que ese invento del automóvil revolucionó la forma de transporte del ser humano, trajo consigo innumerables cambios en nuestro comportamiento.
 Conozco personas que ocupan el carro hasta para ir a la tienda de la esquina. O que de plano no salen de casa si el carro está en el taller, o no circula ese día.
Tambien hay quien se identifica con su carro, al grado de que el carro se convierte en una forma de comunicar quién soy, o quién quiero que los demás piensen que soy. Casi una extensión de uno mismo.
También hay quien use el carro para elevar artificialmente su autoestima. Para llenar huecos internos. O para compensar algo que sientes que te falta. Claro que esta teoría no les gusta a los que traen su deportivo para acelerarn de un semáforo al otro.
Algunos son muy creativos con su carro, y obtienen resultados espectaculares, aunque no siempre estéticos.
Les muestro en el siguiente enlace algunos de los carros más feos. Seguramente sus dueños no pensarán igual. Allá cada quién y sus gustos. Pero espero que hayan disfrutado haciéndolos.

Carros extraños

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿No encuentras lo que buscas? Encuéntralo en Google

Se ha producido un error en este gadget.