comerparaperder

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Pilotos se olvidan de aterrizar por distraerse con su PC

Sabemos de personas que se distraen con sus aparatitos electrónicos al grado de sustraerse de este mundo. Pueden ser sus computadoras, nintendo o similares, o últimamente los teléfonos celulares. Se da sobre todo en adolescentes y jóvenes, pero más de un adulto tiene también sus ratos en que escapa de la realidad por momentos abstraido en un juego, un chateo, una búsqueda, etc.
Esporádicamente puede no ser tan malo el olvidarte por un momento de la vida real, siempre y cuando vuelvas a ella y no dejes de ser consciente de la diferencia entre lo eral y lo que no lo es.
Pero cuando te afecta en el buen desempeño de tu trabajo, tal vez sea momento de que lo veas como una adicción y busques ayuda profesional.
Les presento el caso de unos pilotos de avión que por ir distraidos con su computadoras portátiles no se dieron cuenta donde iban hasta que alguien les avisó. 
¡Joven, joven! ¡Creo que ya nos pasamos!

http://www.abc.es/20091027/internacional-estados-unidos/pilotos-olvidan-aterrizar-distraerse-200910271939.html

1 comentario:

  1. Los dispositivos de imagen son un enorme factor de diversión... Perdón, de distracción.
    Existe toda una serie de recomendaciones que aconsejan no utilizarlos cuando desempeñamos tareas delicadas, peligrosas, o que reclaman nuestra total atención.
    La cosa es en verdad tan de cuidado, que las autoridades han incorporado en los reglamentos de tránsito, disposiciones específicas que al igual que con los teléfonos, nos prohíben usarlos al conducir.
    Y es que no hay sentido más cautivador que el de la vista. Que pareja no debe su unión a la vista, bueno otros dirían que al amor, pero conciliando diferencias, diríamos que al amor a primera vista, aunque también otros más o quizás los mismos, deben también su desunión o una buena parte de sus desavenencias a la tiranía del televisor, a la veleidad de una mirada furtiva y por consiguiente, de nuevo, a una imagen, a la vista.
    Otro de los sentidos cautivantes es el tacto, el cual, a mi juicio, lo es más que cualquiera de los otros sentidos y por muchas razones; Si le damos gusto al gusto, de seguro terminaremos con unos kilos de más; Si nos dejamos llevar por el canto de las sirenas, podemos perder algo más que el oído, y, el olfato, aunque en verdad complementa nuestras percepciones, creo que se hizo más para mi perro, el confía más en lo que huele que en lo que ve o toca, pero ese es otro cantar, los perros no traen el mismo software ni hardware de equipamiento que nosotros.
    Y para muestra un botón, que sucede cuando estás con ese o esa alguien a donde te condujo tu mirada, todo es embelesamiento, miradas tiernas por aquí y por allá y que pasa cuando nos quedamos sin luz, gracias al tacto podemos ver, si no, apaguemos la luz, manos por aquí y por allá tratando de recuperar la noción de lo que se tiene frente a uno y si gracias a nuestro tacto, encontramos lo que nuestros ojos no pueden brindarnos , podemos continuar a oscuras por un buen rato ¡A quién le importa la luz!
    Pero el asunto era sobre los tipos que se olvidaron de aterrizar porque se distrajeron en un dispositivo personal durante el vuelo. Yo creo que esa declaración de los pilotos fue de mucho tacto, porque efectivamente deben haber estado abstraídos por imágenes, pero no las de un ordenador o dispositivo móvil…
    Yo me preguntó… ¿Y las aeromozas? Como dije, todo es cuestión de la vista y el tacto, de otra forma, donde estaban ellas en esos 36 inútiles minutos de vuelo.

    ResponderEliminar

¿No encuentras lo que buscas? Encuéntralo en Google

Se ha producido un error en este gadget.