comerparaperder

miércoles, 10 de junio de 2009

Así se pagan las deudas

Estaba lloviendo en un pequeño pueblo, donde todos los habitantes estaban endeudados. A causa de la lluvia llega al pequeño hotel del pueblo un turista turco y pone un billete de 100€ en la mesa del recepcionista mientras dice:

- Quiero una habitación, estoy harto de conducir con esta lluvia.

Responde el recepcionista:

- Pues suba y escoja la habitación que mas le guste, están todas disponibles y la llave esta en la puerta.

Mientras tanto el jefe del Hotel coge el billete y sale corriendo a pagar sus deudas con el carnicero.

Inmediatamente el carnicero coge el billete y corre a pagar su deuda con el criador de cerdos.

Este a su vez, corre a pagar lo que le debe al proveedor de alimento para animales.

El vendedor de alimento coge el billete al vuelo y corre a liquidar su deuda con la prostituta a la que hace tiempo que no paga. En tiempos de crisis, hasta ella ofrece servicios a crédito.

La prostituta, sin perder el tiempo, coge el billete y sale corriendo hacia el hotel donde llevaba a sus clientes las últimas veces y que todavía no había pagado.

Mientra tanto, había dejado de llover y el turco, después de ver varias habitaciones, baja a la recepción y dice:

- Sabe que?? Como ha dejado de llover, me lo he pensado mejor y me voy, que tengo prisa para llegar a mi casa.

- De acuerdo señor, dice el recepcionista, aquí tiene su billete y ya sabe que puede volver cuando quiera.

Fijate bien, nadie ha ganado ni ha perdido un Euro, sin embargo ahora nadie tiene deudas

MORALEJA:
SI EL DINERO CIRCULA SE ACABA LA CRISIS

6 comentarios:

  1. Había leido ya otra versión de la historia; no cabe duda de que tiene una moraleja que refleja alguna verdad, sin embargo, sospecho que las cosas no son tan fáciles.
    Hasta donde tengo entendido, la base del keynesianismo es precisamente esa; incluso se cuentan anécdotas (exageradas, seguramente)como por ejemplo, que una receta recomendada por Keynes fue lanzar dinero desde un helicóptero o que debían contratarse cuadrillas de trabajadores que abrieran zanjas y otras cuadrillas que las cerraran, todo para poner el dinero en circulación como dice la moraleja. Lo malo es que muchos políticos y economistas lo han creido y las crisis se convierten en dramas de supervivencia de naciones que quedan borde del colapso pues no se produce nada y la inflación subsiguiente acaba con la confianza de los habitantes del país y de los acreedores.
    Los economistas dicen que el esquema es aplicable si se usa de forma limitada tanto en dinero como en tiempo, lo malo es que nadie está de acuerdo en lo que significa "forma limitada" y los resultados han sido funestos.
    Bien dicen que la economía es demasiado importante para dejarla en manos de políticos y economistas.

    Basileus

    ResponderEliminar
  2. Muy chistoso pero el problema no es la circulación del Billete ya que este es solo representante de "Riqezas" y el mal en todo el Mundo ya lo conocemos todos pero no hacemos nada y los politicos menos porque si no tuviesen que en verdad trabajar para ganarse el sustento,"Es la Injusta distribucion de Riquezas", el trato de tierra como propiedad privada y la mala aplicación de impuestos.
    Todo esto lo explica en su Libro el Filosofo y economista Henry George. "Progreso y Miseria"

    ResponderEliminar
  3. Realmente es mucho lo que se puede hacer, la gente que esta dispuesta a trabajar la tierra es justamente la que no la tiene, la gente que tiene el poder de cambiar las cosas no tiene la disposicion o no sabe como hacerlo. La que sabe no puede o no quiere porque no le conviene, etc... concuerdo en que las cosas no son tan faciles, es necesario comenzar una revolucion pacifica, desde los mismos cimientos de la sociedad.

    ResponderEliminar
  4. La satisfacción de un reclamo primario conlleva a la percepción de una carencia secundaria y la cobertura de esta última, al sentimiento de otra necesidad aún más elevada y así sucesivamente en una espiral interminable.
    Esta es la historia de la evolución, de todos los descubrimientos y del progreso, aunque también lo es de la ambición desmedida, de la inacabable sed de poder y de los grandes retrocesos
    El problema con Keynes proviene del extremo, cuando no se reconocen los límites y el gasto social termina orientándose eminentemente a actividades improductivas, como dar el pescado en lugar de enseñar a pescar.
    Nuestra historia post revolucionaria está plagada de Keynesianos, algunos bien intencionados, otros no tanto, pero eso sí, todos fallidos.
    A los mal intencionados los derrotó su ambición desmedida y a los bien intencionados la corrupción

    ResponderEliminar
  5. Por otro lado para que el dinero circulara en el ciclo virtuoso que se relata en la fabula, Los Keynesianos requirirían de un aparato de control que por su propio origen, terminaría desvirtuandolo todo

    ResponderEliminar

¿No encuentras lo que buscas? Encuéntralo en Google

Se ha producido un error en este gadget.