comerparaperder

martes, 9 de junio de 2009

El panecillo asesino

Se busca pan asesino por intento de homicidio.

Lisa Burnett, 23, residente de San Diego, estaba visitando sus suegros, y fue a un supermercado cercano a comprar el mandado. Varias personas notaron que estaba sentada en su carro con las ventanas cerradas y los ojos cerrados, con ambas manos detrás de su cabeza. Un cliente que llevaba un rato en la tienda se preocupó y caminó hacia el carro. Notó que sus ojos estaban abiertos y se veía extraña. Le preguntó si estaba bien y ella dijo que le habían disparado en la parte de atrás de la cabeza, y que había estado deteniendo sus sesos por más de una hora. El hombre llamó a los paramédicos, quienes tuvieron que entrar al carro a la fuerza porque estaban puestos los seguros y Lisa se negó a quitar las manos de detrás de su cabeza... Un empaque de panecillos Pillsbury había estallado por el calor, haciendo un fuerte ruido que sonó como una escopeta, y un pedazo de masa la golpeó detrás de la cabeza. Cuando se tocó para averiguar que pasó, sintió la masa y pensó que eran sus sesos. Inicialmente se desmayó, pero se recuperó rápidamente y trató de sostener sus sesos por más de una hora hasta que alguien la notó y vino en su auxilio. Lisa es rubia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿No encuentras lo que buscas? Encuéntralo en Google

Se ha producido un error en este gadget.