comerparaperder

lunes, 22 de junio de 2009

Víctor Noir en Paris

Un amigo me pidió ir a buscar la tumba de Jim Morrison, en mi estadía en París. Una mañana, mi amiga y yo nos alistamos para nuestro día en la ciudad y resulta que hicimos el itinerario, y dentro de tal.. estaba buscar el Cementerio Pere Lachaise y lanzarnos a buscar el lugar donde "descansa" este ícono del rock ("descansa" entrecomillado, porque se rumora que no está ahí, de hecho, que no ha muerto.. pero eso sí que no se bien).

Llegamos a dicho lugar, y en la entrada nos encontramos un mapa turístico, que te lleva a recorrer en el cementerio todas las tumbas de personalidades importantes en diferentes ámbitos, músicos, pintores, escritores, etc. Mientras caminábamos, nos dimos cuenta que era el ambiente perfecto cliché de películas americanas: frío, nublado, con viento y cuervos dándonos concierto. Total que en dicho lugar se encuentran Oscar Wilde (con su tumba llena de besos de lápiz labial), Chopin (con un grupo bizarro de seguidores cantando en idiomas raros), Maria Callas, Balzac, Edith Piaf, etc.

Y bueno, emprendimos la búsqueda y llegamos a la famosa tumba de Jim Morrison. Iba yo con aquella curiosidad e imaginándome la gloriosa tumba y al llegar… una especie de pileta con una placa sin chiste y unas rosas ahí aventadas, eso sí con mucha reja de protección, nos tomamos la foto y toda la cosa. Cuando íbamos caminando para salir del cementerio, de repente nos topamos una tumba que nos llamó la atención, era una estatua de un tipo como "acostado".. y justo había dos personas ahí echándole el ojo. Nos acercamos y el señor que estaba ahí, se dirige a mi amiga en francés, "merci, oui, sortie, oh la la Paris" jajaja… no la verdad si le decía cosas raras y nosotras con nuestro corto conocimiento de francés, entendimos palabras sueltas, y además nos ayudaron mucho los movimientos de sus manos.

Nos intentaba explicar que alguna chica se acababa de retirar de ahí, y le había dejado a "la estatua" una carta en el saco (la cual él estaba viboreando, y cabe mencionar, que la estatua es un tipo tirado, con el saco mal puesto y el sombrero tirado cerca de los pies).

Se trata de la tumba de Victor Noir y pues este pervertido nos invitaba a tocarle la entrepierna a la estatua…qué cosa más bizarra. Resulta que la estatua tiene despintada esa parte, que por cierto.. es muy abultada.

Total que nosotras entre miedo, risas de nervios, curiosidad y cuanta cosa, decidimos continuar nuestro camino (sin haberle manoseado la protuberancia al tal Victor). Y con toda la curiosidad que nos despertó el asunto ese, llegando al depa nos pusimos a investigar quién diablos era este Victor o qué tenía que ver que tuviera tan abultado y gastado "down there".. y las sugestivas invitaciones del señor en el cementerio.

Pues resulta que este compadre se ha convertido en un ícono de fertilidad y buena suerte casadera para mucha gente.. que si vas y le acaricias "ahí" te embarazas pronto, te casas si eres soltera, consigues novio y no se que más.. El asunto es que hay gente que lo besa o que se trepa y se frota su "you know" con la protuberancia de la estatua.. jajajja… También hay gente que le deja sus peticiones por escrito (como la carta que estaba leyendo el muy metiche señor), o hay quienes tal vez menos desesperados, le llevan rosas y las acomodan en la mano, que también tiene espacio para eso.

http://en.wikipedia.org/wiki/Victor_Noir

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿No encuentras lo que buscas? Encuéntralo en Google

Se ha producido un error en este gadget.