comerparaperder

sábado, 13 de junio de 2009

Bromas por radio




De un tiempo a esta parte se han puesto de moda las bromas telefónicas transmitidas por radio. Una persona habla a la estación para ponerse de acuerdo con el locutor. Luego ya sea el bromista o el locutor hablan con la víctima, transmitiendo todo por radio. La atracción principal de estos eventos es escuchar la reacción del bromeado, que puede ser impredecible, y ese suspenso es lo que lo hace tan atractivo.


Me ha tocado ver gente en el camión, en algún negocio, en el taxi, etc, muy atentos al desarrollo de la broma. Embebidos. Algunos hasta lamentan llegar a su destino porque ya no sabrán el resultado final, o habrá quien se pase unas cuadras con tal de escuchar el final de la broma. No todas me parecen de buen gusto, pero para las radiodifusoras representa buen rating. Hay personas aficionadas a esos programas y hasta he visto en venta grabaciones con lo mejor de tal o cual programa.


El ejemplo que les traigo es una broma que se salió de control. Por el acento suenan a españoles.


Entonces, cuidado con que se dejen llevar por el sentimiento y la histeria en una llamada. Puede ser una broma. Y después te puedes arrepentir de lo que dijiste.




Enlace

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿No encuentras lo que buscas? Encuéntralo en Google

Se ha producido un error en este gadget.